Gracias al paletudo

Por Néstor Saavedra

En mi reciente viaje al Amazonas, el octavo en mi vida, me encontré con un río diferente de todos los que había conocido. El Juruena es un curso lleno de rocas, donde no se pesca sobre las costas sino entre las piedras. Dado que en los meses lluviosos (noviembre a mayo) cayeron muy pocas precipitaciones en esta zona de Brasil, el río se encontraba casi dos metros por debajo de su nivel para el inicio de la primavera.

Los trairones se habían refugiado en el fondo en busca de aguas más templadas. Luego de algunas charlas con mi compañero de bote, Marcos Borgatti, llegamos a la conclusión de que lo mejor sería usar señuelos pequeños con paletas muy largas. En mi caja de pesca tenía un Hi Baby Crank 75 de Tech (podés conocerlo más en https://techtackle.com.ar/producto/hi-baby-crank-75/).

Se lo puede lanzar fácilmente en baitcast porque tiene un buen peso. Recogiéndolo rápidamente al principio, se logra una inmersión profunda. Luego fue cuestión de traccionarlo con lentitud para que muy buenos trairones lo engulleran. Este es, en parte, el secreto de este artificial: relativamente pequeño (poco más de 7 cm), los peces lo comen bien y desde el interior de la boca les cuesta mucho más expulsarlo cuando luchan con esos tremendos cabezazos.

 

Además, el Hi Baby tiene triples muy resistentes, finos y filosos. El punto de ataque viene con un llavero que facilita la inserción en los mosquetones Tech, que me gusta usar porque no se abren (sistema de enhebrado). La ubicación de la paleta en forma de prolongación del cuerpo con un ángulo muy pequeño hacia abajo permite que, cuando se toca una piedra, aflojando rápidamente la tensión, el señuelo (flotante) suba enseguida y esquive ese objeto. En esos toqueteos picaron varios de los trairones.

 

A veces uno no lleva señuelos de paleta larga a Amazonas porque quiere divertirse con los de superficie. Craso error. Ojalá siempre esté el río como para pescar arriba, pero suele suceder, como en esta primavera, que un paletudo nos garantizó los mejores trofeos.