Jardines de la Reina: reino de la diversidad

Esta es una apretada síntesis, por especies……..

Bones: después de una aceptable performance en Cayo, los bones de Jardines me recibieron con los brazos abiertos. En principio quería dedicarles mucho tiempo, pero la falta de una “pata” (mis compañeros son todos tarponeros), hizo que les dedicara muy poco. Salvando algunas pesquitas express al mediodía, o carancheando un vadeo cerca de la lancha, solo les dedique 2 sesiones serias de 3 o 4 horas cada una. Pero fueron tan fructíferas que quedé empachado…
La primera sesión fue con Yankiel (un guía súper recomendable, muy pescador y de carácter realmente amigable), fue caminando, con equipo 6 en bajos de 30 cm, en una tarde sin viento. A los 15 minutos de entrar a un bajo soñado, me recibió (espina afuera en solo 20 cm de agua) un monstruito 8 libras, que en la primer corrida me sacó 120 m con el freno bastante apretado. Hasta el momento, por tamaño y contexto, el mejor macabi de mi vida. Un toro….Tras otro grande perdido en la picada, varios pargitos molestos, y tres bones tamaño turista, cerré el día con otro de 7 libras que dio un verdadero peleón. No corrió tanto, pero me calesiteo de lo lindo y tardo 15 minutos en fundir bielas. Estaba tan contento que le di la caña para que pescara Yankiel, y me dedique a hacerle fotos, y documentar la vida marina (langostas, cangrejos, parguitos, loritos, rayas, etc…)
El último día fuimos a Chocolate con Bemba, un verdadero Bonefish Paradise. Allí por el tamaño de los bones y la gran cantidad de mangle no se jode: equipo 8, tippet de 20 libras y anzuelo Nº 4 para tener un buen punto fijo en la boca. No sacamos ningún monstruo (los hay de 10 o 12 lb), pero el promedio fue todo parejito entre 5 y 6 + libras. Pescadazos!!!!! En 3 horas metí 8 y Alex 4…. tremendo lo que pelean, más presión les metes a los bones y más violencia te entregan. La tarde lo cerré con una caminata en solitario, por las playas de arena blanca exteriores de Chocolate. Dos bones de 4/5 libras, me dieron la despedida….
Esta claro que hay otros peces son más grandes y espectaculares. Pero el bone sigue siendo mi pez del corazón, el que más me llena, aquel con el que todo fluye naturalmente. Pescar solitarios buenos, de vadeo, con espina afuera, es en mi opinión la pesca más linda y poética del flat. Libra por libra, nadie tiene más fuerza y corazón que un bone. Y sus fulmíneas corridas con medio cuerpo afuera del agua, son incomparables…

Permit: después de todos los denigres acumulados en Cayo, decidí no armar la 8 para permit. La cual tuve siempre armada con cable de acero y poppers para barracuda y variada. En Jardines me cruce dos: uno relatado en el post de Cayo Largo y que recién me entero en este foro que me tomó y no lo clave (algo así como enterarte que sos cornudo por TV jajaja), y otro el mismo día, que lo encontramos haciendo tailing en un bajo a la salida de un canal a medio camino de Boca Grande. Tuve el orgullo de ver la espina antes que el guía. Nos mató que eran las 7 de la tarde (luz oblicua), solo podíamos ver la aleta caudal y no podíamos verlo abajo del agua. Estaba regalado, pero tras 2 o 3 presentaciones al bulto desapareció para siempre.
El último día camino a Chocolate le entramos a la mañana con Bemba (aprovechando una hora de buena marea). Como era de preveer, con todo el equipo afilado no apareció ninguno jajajaja. Me sorprendió la elección de Bemba: entre docenas de cangrejos y avalon, se inclino por una Mantis Veverka Nº 4 con poco lastre.

Tarpon: con los bajos de Jardines lleno de tarpones de 30 a 80 libras, cuanto me acordé del Cristian que dice que “es muy difícil hacer otra pesca en estas condiciones”. La verdad me siento un afortunado por todo lo que vi en este viaje fue un condensado de todos los videos de tarpon que vi en mi vida. El primer día saque mi migratorio de 50 lb, en la Saura con equipo 9, con un cardumen rolenado al amanecer con mar planchado como en la película Rise. Una pinturita…Seguimos por el Ingles y Cinco Balas donde conecte un 60 y un 80 que se fueron tras un minuto violento de lucha. Ese día mientras jiggeabamos vimos un espectáculo único. En 200 m o más de profundidad emergían bolas apretadas de tarpon de 200 o 300 ejemplares en una rea de 20 x 20 m. Bufaban como delfines y volvían a las profundidades. Lo hicieron con la marea parada como 8 o 9 veces. Sin embargo no había forma de entrarles porque volvían al profundo, y emergían sin patrón por cualquier lado. Ya sea a 50 m o a 500 m.
Yankiel decía que salían todos juntos a respirar, yo pienso que debe ser algún tipo de agregación prereproductiva….
El segundo día con Ionjen fue el mejor, monstruito de Martín en la Saura. Pasadas multitudinarias en boca grande y gigantes a pertiga en los bajos de 5 balas. 5 piques, el más gordo peleado 20 minutos y que tras 5 saltos se escapa. Al tercer día, por despertarnos tarde, comimos polvo atrás de el resto de las lanchas y solo tuve 3 short strike de uno de 50 y 2 de 30 que no pude clavar. Pescado corrido, y muy desacomodado…
Cuarto día “manuela” de 10 am a 15 pm anclados en boca grande (no paso ninguno), y no volví más… Definitivamente es el año que cambie mi parecer respecto a este pez (tras la mala experiencia del año pasado). Si bien no son mi debilidad (prefiero peces mas manejables jajajaja) pescarlos a vista en un bajo es una absolutamente experiencia impresionante. Respecto a los babies de la patana sigo comiendo polvo, 10 a 0. A seguir participando jajajaja!!!

Tiburones: un pez al que consideraba poco atractivo, pero después de ver lo que son capaces de hacer me volvieron loco!!!! Con Gozio teníamos siempre armada una tiburonera en 10, con cable y una mosca de la Zona (Concordia) rojo sangre. Volarla era un espanto, hasta que achicamos a un Toad tarponero rojo (bastante largo) que resultó ser un veneno. Tiburón que aparecía, nos turnábamos la tiburonera. Así «tocamos» varios limones que no pudimos concretar, y hasta un grupo de gatas estuvieron a un pelín de tragársela. Tremendo como toman la mosca, superdesconfiados y lentos, ver esas bestias en acción (como en los videos de makos) a pocos metros del bote te hiela la sangre. En su día single con Bemba, Juan prendió 3 limones, uno de 80 kilos (doble pechuga de 2 o 2,5 m de largo). Dos le cortaron el cable de 60 libras con los dientes y el más grande, tras una corrida de 180 m y saltar en tirabuzón a 2 m de altura y 6 de largo (spinner jump) reventó un 90 libras (macheteándoselo con la cola) como si fuera un 6X. El año que viene volvemos con equipo Nº 14, 400 m de backing de 50 libras, líder de 150 libras y acero de 100. Va a ser una fija, hay que pescar los peces que se comen a los tarpones jajajaja!!!
Como curiosidad saque un limón de 8 kg con equipo de bait (8/14 lb) de tararira y un jig de 50 gr. Corredor y saltador, fue una captura realmente bella.

Barracudas: mi amor por estos peces se incrementa con cada viaje. En spinning (sin tocar las gigantes del año pasado) las sacamos en buen número y tamaño. Con equipo de 10/20 b y piola de 50 lb. son un sueño. Ya sea en el reef (desde adentro o desde afuera), en los bajos, canales, mar abierto o las laguna de mangle son un pez nacido para el spinning. Son agresivísimas, se las pesca a pez visto, con señuelos de superficie, toman violentamente, corren como misiles, saltan, no buscan enganche, . Que más se les puede pedir!!!!
Con mosca son otra cosa. Las chiquitas son como los dientudos de la laguna, tirando a ciegas en los pocitos o canalcitos de los bajos te taladran. Una de kilito con equipo 6 da linda batalla, lástima que te destruyan las moscas…
Las grandes (más de 1 m) son otra cosa, mucho más difíciles, y desconfiadas. Tuve 3 piques: una me cortó y el resto no se clavaron. Le pifie a las moscas, muy chicas, un boludo de no haber seguido los consejos de Kito al pie de la letra. Las barracas grandes quieren velocidad y mucho volumen, les metí mucho huevo con mosca, me cansé de tener seguidas, pero tomadas pocas. Las más grandes tomaron un gigantesco popper articulado de Capovia, pero lo comían tan sutil (falta de estimulo) que se quedaban en el lugar, sin girar y clavarlas era casi imposible. Para el año que viene needlefish bien grandotes con dos anzuelos. Uno solo no clava….
El tiseo de señuelos para llamar peces a la mosca en el reef, contra todos los pronósticos, dio muy pocos resultados. Habrá que seguir depurando el método….

Jacks: otro pez al cual amo profundamente. Este año los ojudos buenos estuvieron ausentes, pero dimos con un par de buenas manchas de crevale. Uno de 3,5 kg con caña 8 y popper, junto a otro de 7/8 kg en spinning (un flash total con caña de 10/20 lb) me demostraron que son la bestia peluda entre los peces medianos. Unos amigos españoles expertos en GT en Maldivas, coinciden que los crevales de Jardines libra/libra son (por lejos) el carángido más fuerte que nada en los mares tropicales.
Disiento que sean peces fáciles, tuve que sudar la gota gorda para sacarlos…. Si los agarras con agua nerviosa toman relativamente fáciles (aunque es difícil sacar más de uno porque desaparecen rápido), pero cuando patrullan son muy difíciles. Van a los pedos (les terminas tirando siempre de atrás) y la mayoría del tiempo no dan bola. Anclado en boca grande, más de una vez recé para que apareciera una mancha de buenos crevales, algo que jamás sucedió. Uno verdaderamente grande con caña 9 sigue siendo unos de mis trofeos globales más anhelados.

Cuberas y Jocus: la cubera es el ogro del mar. Amen de las chicuelas de 500 gr. a 2 kilos que pululan por el tortuga (pescadas con caña 5), tuve 3 contactos del tercer tipo impresionantes. El primero fue buscando variada con caña 8 y un popper en el mangle. Un monstruito de 25/30 libras que atropelló como un jabalí en el cañaveral y erró el cachete. Con el tiempo me di cuenta, la suerte que tuve, so pena de perder el equipo muy valioso. En spinning liviano clave una de casi 20 kg, en la parte interna del riff…. Tomo como si hubieran tirado un televisor de un cuarto piso, y tras correr 120 m paró porque se metió en la cueva. Ello el 95% de las veces es corte,…pero este servidor con paciencia y saliva la saco para la foto. Un orto cósmico que fue una devolución de gentileza marítima, por el tarpon grande perdido el día anterior jajaja!!! La tercera, igual de grande, tomo al filo de un manglar y al cerrar la boca corto un cable de acero de 50 libras como manteca. Así es con el Shrek de jardines….
Un capitulo aparte merecen los jocus. Si la cubera es Tyson, los jocus son Ray Sugar Leonard. El único medianito que clavé, se me llevo la goma a una cueva y reventó un 50 libras como manteca. Libra por libra el pargo más fuerte y agresivo del lugar.

Pargos (criollos y caji): en spinning sacamos a pasto, pero con mosca picaron muy pocos. Definitivamente Dios creo peces mosqueros como el bone y peces ferreteros como los pargos. Tirabas una goma barracudera roja de 25 cm y le entraba un pargo de 20 cm de diámetro, tirabas una mosca de dorado y la seguían tímidamente mordisqueándole la cola. No hay caso, estos púgiles quieren volumen y bulla…..
Salen cuando quieren, salvo que los agarres en un agujero (tipo sumidero) no son peces muy mosqueros. Una lastima porque son muy fuertes y divertidos.

Escómbridos (sierras y atunes): comparados con el año pasado muy poco abundantes. No tomaron con mosca, no tomaron en spinning y solo hubo picadas de pequeños a jigging, que no se clavaron. El único interesante pinchado (6 kilos) me lo partió en dos una barracuda XXL. Gozio clavo un sierra similar, lo ninguneo y le termino rompiendo una caña de jigging en la segunda y fuerte corrida que hacen al lado del bote.

Serránidos (meros, garoupas y aguajis): a mosca y jigging nada, pero a spinning pesado se subieron algunos muy buenos (+ de 10 kg). Un pescador extremo de popping tropical clavo una barracuda y subió un aguaji gigante (80 a 100 kg) a comérsela. La partió al medio, pero sin quedar clavado en los triples. Si quedaba, lo sacaba montoto jajajaja!!!!

Velas y marlines: con mucho pez volador en el canto, se vieron marlines y velas cazando. A mi me toco ver el vela en una profundidad donde con jigs de 200 gr y 200m de multi no tocaba el fondo (boca grande). Lo vimos juguetear y cazar a unos 300 m por largos minutos. Genero mucha tensión porque con su aleta pensábamos que era un tiburón blanco o un mako (menudo julepe en una lancha Dolphin chica) a kilómetros de la costa. Hubo ganas de ir a tirarle pero arrugamos, no había en la lancha equipo que se la bancara. Hoy a la distancia me arrepiento bastante jajajaja!!!!!

Micropesca: este año no cometí la boludes de dejar la caña 3 en casa. Fue así que me divertí como loco con scuds Nº 14 (un caramelito), tippet 4X con mojarras pintas (jodidas como nuestras chanchitas), mojaras rayadas, peces cirujano, agujitas, las endemoniadas colirubias y dos jack bar (de 500 a 800 gr) que fueron demonios, una verdadero pez limón en miniatura. Con caña 5, tippet más grueso y moscas de bone agregue roncos de piedra, caji, pargos amarillos, pargos criollos, cuberitas, jacks ojo gordos y los espectaculares pez ardilla que tiran como demonios.
Este año cumplí el sueño de clavar un pez león, mojarreandolo con el tippet, tomó un bucktail blanco Nº14 muy tímido. Lo clavo, salta afuera del agua (en mi dirección) y se retorció con las púas abiertas como si fuera un koinor. Me pegue cagazo padre y no volví a por ellos….

La Tortuga: el tiempo pasa y cada vez nos conocemos más con los guías y nos sentimos más como en casa. Muy pero muy buena onda con todos, pero en especial con Pedro, Bemba, Juanka, Yankiel y Vicente. Da gusto compartir horas y horas con gente criada en el mar, se aprende a morir.
En marzo y abril el tiempo nos resultó increíble, mucho mejor que en junio/julio. En 15 días salvo unas nubes y dos horas de lluvia, estuvo siempre soleado. No hace tanto calor y no se sufre tanto al mediodía. La única contra que no hay mango jajajaja!!!
El año que viene esperamos volver, con la luna de abril o mayo con los loritos, el equivalente del palolo worm de Florida, donde el mar parece explotar con peces de todos los tamaños y colores. Aguante la diversidad, aguante la variada…..

DIEGO FLORES