Pescando en el glamour de Miami

Eran las 12 del mediodía de un tórrido día de verano en las afueras de Key Biscayne, la primera isla de los cayos de la Florida (“Florida Keys”). El centro de Miami con sus modernos edificios se veía en el horizonte, aunque ya difuso por la distancia y cierta bruma que se empezaba a disipar. Habíamos intentado pescar bonefish y permit en los bajos pero ni siquiera habíamos visto uno. Como todo pescador, me gusta tener un poco de acción en cada salida de pesca, así que le propuse hacer algo distinto a mi amigo y guía experto de la zona: Martín Carranza. “Shark!”, dijo y trozó unos peces pequeños, los puso en una bolsa con agujeros y sacudió el agua con la bolsa. Armó una caña SC Tidemaster de spinning de 12-20 libras terminando con alambre de acero y un anzuelo circular: equipo liviano para tiburón de hasta 75 kgs. Encarnó un trozo de barracuda y en 10 minutos apareció la primer aleta. El escualito, de unos 50 kgs, se fue acercando a la bolsa de ceba. Cuando estaba a unos 20 metros lanzo la carnada frente a sus narices y toma con ferocidad. La primer corrida me tomó por sorpresa, mientras ajustaba el freno le gritaba al guía para que lo siga. Treinta minutos más tarde, el gran tiburón estaba rendido. Martín lo enlazó de la cola como un cowboy y lo subió a la embarcación. Una pesca divertida, para volver antes del mediodía y seguir con la playa y shopping que propone Miami.

 

Una zona con múltiples opciones

Frente al puerto se encuentra Key Biscayne, el primer cayo (pequeña isla) de los “Florida Keys” que se extienden hasta Key West, distante a unos 260 kilómetros al sur y uno de los destinos más importantes de la pesca mundial. El menú va desde la pesca recreativa desde muelle con carnada natural, donde podemos capturar snappers, snooks y otras especies de porte medio, o un tiburón durante la noche, hasta la pesca offshore de marlín, dolphin y otras bestias marinas. La línea de cayos representa un límite entre la parte oceánica hacia el sur (océano Atlántico) y al norte el «backcountry», donde empieza el golfo de México. La fisonomía de cada pesquero es bien distinta y aun las mismas especies se comportan de forma diferente según el hábitat, lo que requiere un ajuste en la técnica de pesca. El frente oceánico tiene costas rocosas, aguas transparentes y sus canales son de agua salada. El backcountry conforma la unión de los pantanos de los Everglades con el agua salada del golfo, deslumbrando por su abundancia de vida animal y vegetal. Allí se encuentran comunidades gigantes de manglar, el agua es salobre, algo turbia y con sedimentos en el fondo.

En la zona de Miami y en toda la península de la Florida hay muy buena pesca de agua dulce, con múltiples canales, lagunas y lagos, naturales y artificiales, donde pueden capturarse bass, crappie y otras interesantes especies introducidas, como el peacock bass (tucunaré).

 

Florida Keys

Mayo para pescar dolphin y diciembre para pescar sailfish es todo lo que hay que saber en la pesca offshore. Por la complejidad de esta pesca y la infraestructura que requiere es necesaria la contratación de un chárter con un guía experimentado. Mi amigo Randy Towe, guía profesional con más de 30 años de experiencia y más de 150 torneos ganados en Islamorada, me ha hecho conocer estas pescas en toda su magnificencia. Básicamente se realiza trolling con carnada natural, como un ballyhoo, o con un señuelo, y se espera el pique. Es emocionante ver estos peces pelágicos nadando detrás de la carnada o señuelo arrastrados. Tanto el dolphin como el sailfish tienen un pique muy violento y una primera corrida tremenda. También pueden capturarse grandes barracudas, wahoos y atunes, entre otras especies deportivas.

Cerca de la costa, se destacan las cuatro especies que integran el IGFA Inshore Grand Slam: tarpon, bonefish, permit y snook. Dependiendo de la calidez del invierno, la temporada de pesca estival puede comenzar a fines de enero o hasta marzo. En mayo se verifica el pico máximo en la migración anual del tarpon, y su temporada termina a mediados de julio. El permit, bonefish y snook se pueden pescar durante todo el año con carnada viva, con señuelos o con mosca. Para las especies menores, se recomienda una caña de mosca para línea 8 o 10, línea de flote y moscas típicas de la zona que imitan cangrejos, camarones y pequeños peces.  Para tarpon, caña 10 o 12, con una línea intermedia y moscas pequeñas (anzuelo 1/0).  Islamorada, ciudad que se encuentra en el punto central de los cayos, autodenominada “Capital Mundial de la Pesca Deportiva”, y hace honor a su nombre en cada visita.

 

Backcountry

El guía argentino Martín Carranza, maneja una hora desde Miami para llegar a la marina de Flamingo, ubicada sobre el continente, frente a los cayos. Allí lanza la embarcación y luego de una corta navegación comienzan los lances. En el agua se pueden avistar aves, cocodrilos, peces cazando, tiburones patrullando y junglas densas de manglar. Nunca falta algún gran cardumen de tarpones que, en las mañanas de agua espejada, lomean en superficie. La zona es hogar para peces de valor deportivo, como snook, redfish, speckled trout y tarpon, principalmente. Destacamos la pesca en baitcasting o spinning con equipos de hasta 20 libras y 7 pies, con señuelos de látex, que imitan pequeños peces o camarones, recomendándose las presentaciones antienganche por la vegetación que cubre el fondo y las intrincadas estructuras de los manglares.

El snook (Centropomus Undecimalis) oculto, acechando, entre las raíces del manglar, requiriendo tiros precisos cubriendo los huecos internos del manglar. El pique es violento y hay que sacarlo del manglar rápidamente para concretar la captura. El redfish (Sciaenops Ocellatus) es muy similar a una corvina rubia, aunque de color más rojizo, un ocelo en la cola y diferente comportamiento alimenticio. Patrulla los bordes interiores del manglar, y se aventura fuera de ellos, llegando a los flats (grandes extensiones de agua baja, de poca profundidad). La tercer especie atractiva es la trucha moteada o speckled trout (Cynoscion Nebulosus) cuya pesca se realiza en aguas abiertas, en canales dónde se acarduma con la marea apropiada. Se usa una boya «cayun float» que produce un ruido irresistible, atando una brazolada de hasta un metro con un camarón artificial o natural. La técnica es parecida a la de la criolla boya plop: golpe, dejar quieto, golpe, dejar quieto. El pique es violento, pero la lucha, no tan atractiva, aunque es un pescado muy sabroso, de ahí su popularidad.

 

Agua dulce urbana

Mi amigo Hai Truong es un personaje muy divertido y un gran guía de pesca. Americano, de origen vietnamita, es Flying Fisherman PASSPORT pro staff y es guía en toda la Florida, especializándose en la zona urbana de Miami. Conoce cada rincón de la ciudad y sus alrededores como si fuera el patio de su casa, ofreciendo a sus clientes la práctica de todas alternativas de pesca urbana. En la zona hay canales y lagunas artificiales como los cercanos al aeropuerto internacional que están poblados con bass (Micropterus salmoides) y varias especies de tucunaré. En canales salobres es posible encontrar baby tarpons, black drum (corvina negra), snooks, snappers (pargos), etc. Aquellos que no hayan pescado en Amazonas y quieren darse el gustito de pescar un tucunaré pueden escaparse de la playa por unas horas a una selva de agua dulce y debutar tanto con señuelos o moscas.

 

La Florida, con epicentro en la ciudad de Miami, presenta una cantidad de opciones para el pescador. La oferta de servicios es enorme y se puede encontrar la opción más atractiva para cada familia. En su próximo viaje no dude en llevar unas cañas, seguramente encontrará más de una oportunidad para despuntar el vicio mientras su familia destruye la economía familiar en el shopping.

 

Equipo reducido al mínimo para viajar

Puede ser el viaje de su vida pero no puede llevar todo su equipo de pesca para pescar, si tiene suerte, un par de días. Hay que reducir el equipo a la mínima expresión, además los guías americanos cuentan con equipos para prestar. Si lleva sus cañas, que sean de 3 o 4 tramos para facilitar su transporte. Cañas de mosca para línea 8, 10 y 12, pero para simplificar lleve solo un equipo 8 que es el más versátil para especies diferentes. Equipos de bait o spinning, puede llevar de dos potencias, una caña liviana 8-14 lbs y otra más potente de 12-20 lbs con reels cargados con multifilamento.

 

Mi primer tarpon

Por Hernán Javier Denies

Desde la embarcación se veían claramente los pilotes del puente que une los dos cayitos divididos por el “channel 5”, punto clave en temporada de tarpon. “Hoy se mueven a las 14:30 hs”, dijo el guía. Así fue, uno tras otro fueron pasando enormes peces sin una mínima manifestación de interés en mi mosca: un pequeño camarón, estilizado, del tamaño de una mosca de trucha! A sugerencia de Randy, cambio la mosca por una imitación de Palolo worm, un gusanito que abunda en la zona en mayo. “Cadena, peces grandes, 11 en punto, 27 metros!”. Espero hasta que los peces estén a tiro y lanzo con precisión. La mosca se posa suavemente, hago una recuperación larga y lenta, cuando veo al monstruo desprenderse del cardumen y seguir mi mosca. Abre su boca del tamaño de un balde y succiona la mosca, dándose vuelta hacia la derecha. Espero unos instantes (eternos!) hasta sentir contacto con el pez y afirmo el anzuelo con solo mantener tensa la línea. Lo que siguió fue la pelea más intensa que viví en mi vida con un pez. La bestia superaba las 100 libras (50 kilos) saltaba a pocos metros de la lancha, para correr más de 100 metros, dos veces. Aplicando máxima presión, la fui arrimando para terminar tomándola por la mandíbula inferior y sacar unas buenas fotos en un bajo de la zona. Estaba abrazando al mejor tarpon de mi vida, mientras me inoculaba el virus de la Tarpon Fever.

 

 

DATOS DE INTERÉS

 

Guía Key Biscayne y Backcountry, Martín Carranza: +1 786-266-5068, [email protected],

www.captmartinc.com

Guía Islamorada, Randy Towe, +1 (305) 394-2667, [email protected]

Guía Miami y urban fishing, Hai Truong, +1 (786) 405-4146, [email protected]